967370250 | info@farmaciahoy.com

¿Beber refrescos durante las comidas?

18, septiembre | Sin comentarios

Hace unos días cuando estaba en la caja comprando en un supermercado, se me planteó esta duda. La escena que presencié fue el detonante que me la provocó: ¿Beber refrescos durante las comidas?

El carrito que llevaba delante era transportado por una madre, a la que acompañaba lo que parecía ser su marido y su hijo de unos 10 años. En el interior del carro llevaba varios alimentos que no llamaron especialmente mi atención. Pero junto a ellos empezó a sacar muchas botellas de dos litros de un refresco de cola de marca blanca. Mi primera impresión fue que iba a celebrar algún cumpleaños o fiesta y todo me pareció normal. Sin embargo por las demás cosas que llevaba en el carro esta posibilidad se me antojó difícil.

Ante esta situación solo me quedaba una posibilidad: el hijo (quizá también los padres) durante las comidas beben refrescos. Puede parecer una cosa normal a primera vista, pero es una de las mayores barbaridades nutricionales que podemos inculcar a nuestros hijos.  El valor nutritivo de los refrescos es nulo, no podemos tomarlos a diario. Se pueden reservar para días puntuales, festivos, etc. La causa es porque además de aromas y colorantes, su principal componente es el azúcar. Un azúcar simple sin aporte ninguno de vitaminas o minerales,  un aporte extra y en gran cantidad de hidratos de carbono simples (sacarosa) que hará que nuestro páncreas tengo un trabajo extra en la producción de insulina. Grandes picos de glucosa en sangre y un sobre esfuerzo metabólico, que de forma continuada durante años nos precipitará a la aparición precoz de diabetes.

Si os parece un poco extremo hablar del riesgo de aparición de diabetes, desde el principio lo que si está claro es que vamos a engordar más por ese exceso de azúcar. Se va derecho a las reservas de tejido adiposo, a crear grasa en nuestro cuerpo.

Otro riesgo aumentado con el consumo excesivo de refrescos es la aparición de caries. Los dientes se impregnan del azúcar y aumentan las fermentaciones ácidas en la boca, el esmalte se va dañando y comienzan a aparecer las lesiones en el diente.

Todo este cúmulo de pensamientos se me amontonaron en la cabeza mientras observaba el carro delante de mi: Diabetes,Obesidad, Caries. Qué problemas tan cotidianos hoy en día, por desgracia. La educación nutricional es difícil que se trasmita a muchas personas, pero tiene una gran importancia para nuestra salud futura. La publicidad y la sociedad de consumo nos suelen conducir por caminos distintos a los más saludables. Aportemos nuestro granito de arena para que esto no sea así

Listado de posts

Escribir comentario

Captcha