967370250 | info@farmaciahoy.com

Evidencias en la dieta

29, diciembre | Sin comentarios

Entre refranes y frases hechas están recogidas una gran cantidad de reflexiones y leyes que regulan nuestras vidas. Hay una que recoge muy bien como trabaja y actúa la ciencia y como avanzan los conocimientos en muchas materias. La frase es “hay que rendirse a la evidencia”.

Efectivamente, aquello que se muestra evidente, esto es, sin ningún tipo de duda; es lo que debemos tomar como referencia y modelo. Sirva de ejemplo la llamada medicina basada en la evidencia, en la que solo estudios con resultados reales y no suposiciones o especulaciones son los tenidos en cuenta.

Pero de lo que quería hablar aquí es de las evidencias en relación con la alimentación. Porque teorías que relacionan alimentos y enfermedad hay muchas, pero nuestro objetivo debe ser destacar solo lo que haya mostrado evidencia. Veamos algunos de estos casos.

El consumo de Fast Food (comida de alta energía) de forma habitual, más de una vez a la semana aumenta el peso.

En contraposición, se ha visto que el consumo elevado de frutas y verduras evita que se incremente el peso.

Otro tema fundamental en la ganancia de peso es el tamaño de las raciones, sabemos lo importante que son los alimentos que comemos, también es muy importante la cantidad y con esto me refiero al tamaño de las raciones diarias de comida, y por tanto esto es un tema a vigilar que demuestra gran importancia sobre todo en obesidad.

Hay otra batería de alimentos que sabemos que favorecen que engordemos porque en estudios ha quedado muy claro. Son el consumo de alcohol, el consumo elevado de carne o derivados cárnicos, el consumo frecuente de bebidas azucaradas (refrescos), y por último, y tal vez más evidente, el abuso de alimentos ricos en grasas trans.

 

Pero toda la evidencia no va a ser para engordar, hay también resultados positivos acerca de ciertos alimentos. Además del mencionado sobre frutas y verduras, hay otros que favorecen un control del peso. Los hidratos de carbono, si consumimos más de 50% de la energía que necesitamos en forma de alimentos que los contienen (en lugar de grasas y tantas proteínas) aseguramos un control de peso.

El consumo de alimentos ricos en fibra (frutas, verduras, legumbres, cereales integrales, etc) se relaciona con personas sanas de menor peso, o para ser más preciso de Indice de Masa Corporal menor.

Como vemos la evidencia nos lleva a un consumo variado y equilibrado de alimentos, y a un consumo responsable en el tamaño de las raciones, sin abuso de alcohol, grasa, refrescos y Fast Food.

Listado de posts

Escribir comentario

Captcha