967370250 | info@farmaciahoy.com

Los ácidos grasos Omega (ω-3,ω-6)

24, noviembre | Sin comentarios

Las escuelas de marketing forman a sus alumnos para alcanzar la excelencia con esta ciencia, mejorar las ventas y potenciar la publicidad es uno de sus puntos fuertes. Sin embargo tienen que llegar a conocer materias muy diferentes a la suya para alcanzar sus objetivos.

¿Por qué digo esto? Ahora lo veremos. Para un estudiante de la licenciatura de Farmacia, la Química Orgánica es una de las asignaturas “coco”, amplia en extensión, compleja en sus contenidos, escalonada en sus conceptos que van creciendo hasta alcanzar la Química Farmacéutica. La que se centra más en los fármacos y sus múltiples formas de actuar. Muchas veces las ciencias están llenas de nombres raros, los científicos se ven obligados a nombrar las cosas nuevas y a encontrar nombres que sirvan a todo el mundo que decida estudiar esa materia. Hay que usar denominaciones que sean aceptadas por todos y gusten, además que nos sirvan para comunicarnos y entendernos.

El químico orgánico que estableció como nombrar, en los ácidos grasos de cadena larga, las posiciones de los dobles enlaces (insaturaciones) debía tener un don especial para la publicidad, porque le salió muy bonito. Quién no ha oído hablar de los Omega-3, o de los Omega-6. Que bien queda poner en una caja de conservas, por ejemplo, rico en Omega-3. Por el contrario debemos omitir  lo de “ácidos grasos”, porque al químico-inventa-nombres esa denominación no le quedó tan bonita y hasta resulta desagradable al oido (...grasos?.. que asco…)

No se que opinarán las escuelas de marketing, sin embargo a mi personalmente, me gusta la palabra Omega seguida del número 3 ó 6, queda francamente bien. Y no debo ser el único a juzgar por la gran frecuencia con la que se puede leer en etiquetados de alimentos, bebidas, multivitamínicos, complementos nutricionales, etc. Si el producto los lleva que no falte en su etiqueta y que se lea bien grande. La publicidad absorbe todo aquello de lo que puede sacar provecho y los Omegas venden.

Pero estoy tratando el tema, intencionadamente, desde un punto de vista superficial. Como si fuera un invento banal y sin importancia para la salud, pero no es así. En otro post hablaremos de sus beneficios para la salud, que los hay y muchos. Esa es la razón verdadera de su éxito. La Salud no es un juego, lo veremos pronto.

Listado de posts

Escribir comentario

Captcha