967370250 | info@farmaciahoy.com

Necesito receta para el Orfidal?

07, noviembre | 1 Comentarios

Uno de los grupos de medicamentos más utilizado actualmente es el de los ansiolíticos. Con este extraño nombre llamamos a todos aquellos medicamentos utilizados para tratar lo que se suele llamar coloquialmente “los nervios”. Son muchas las personas que padecen a lo largo de su vida algún episodio de ansiedad y/o depresión. Solos o junto a otros grupos de medicamentos (antidepresivos, por ejemplo), estos fármacos son muy frecuentemente recetados por los médicos de cabecera.

Entre todos destacan con gran ventaja sobre los demás las benzodiazepinas, grupo de medicamentos con un nombre difícil de memorizar. De todas ellas hay 4 muy utilizadas en terapéutica y que son muy conocidas: el lorazepam (con la marca Orfidal como destacada), el bromazepam (en marca Lexatin), el diazepam (también conocido como Valium) y el alprazolam (o Trankimazin). En general a todos las benzodiazepinas les podemos aplicar efectos  bastante parecidos.

Como cualquiera ha podido observar al comprar estos medicamentos en una farmacia, podemos decir que están mucho más vigilados que otros en su dispensación, porque no solo necesitan receta médica, sino que además se han de anotar en un libro para poder tener un seguimiento del fármaco de forma precisa. Quien lo toma, quien lo receta, quien lo recoge y que lote tiene la caja. Parecen demasiadas cosas para un simple medicamento.

Es fácil que se nos plantee esta pregunta ¿Por qué tanto control? Pues se trata de medidas de seguridad establecidas por leyes, que como siempre (al menos en teoría) tienen como objetivo garantizar la seguridad de las personas, es decir que están puestas para ayudarnos y no para molestarnos, en contra de lo que pueda parecer en un primer momento. Entonces de qué “nos protegen las leyes” frente a los ansiolíticos. Pues nos protegen de su propio efecto y por supuesto de sus efectos secundarios.

 Nos protegen de su efecto que es para lo que el médico nos lo ha mandado por dos características de las benzodiazepinas: que crean tolerancia y que crean dependencia.

En el caso de la tolerancia, significa que con el paso del tiempo cada vez necesitamos un poco más cantidad de medicamento para conseguir el mismo efecto, nos vamos haciendo tolerantes y tendemos a subir las dosis.

Por otro lado, la dependencia quiere decir que al dejar de tomar el medicamento de golpe y bruscamente, sentimos síndrome de abstinencia (nerviosismo, inquietud,…), síntomas que desaparecen inmediatamente después de volver a tomarlo. Pero esto puede crear un círculo vicioso difícil de dejar.

 Respecto a efectos secundarios el más frecuente es la sedación, es decir, nos dan sueño. Esto puede ser peligroso si conducimos, trabajamos con máquinas delicadas, etc. Por supuesto no deben mezclarse con alcohol porque se suman los efectos y los resultados pueden ser graves.

Normalmente bien usadas las benzodiazepinas son unos medicamentos eficaces y seguros, los problemas peores aparecen cuando llevan tomándose mucho tiempo. En esos casos no estaría mal ir al médico para que valore el beneficio/ riesgo en nuestro caso particular, y siempre implicándonos personalmente y con valentía decidir una posible modificación de tratamiento, o una retirada progresiva si ya no se necesita. Entonces parece bastante lógico que necesiten receta médica, no?

Listado de posts

yobana - 05/10/2017 00:19

Llevo tomando lorazepam durante años y si no me lo tomo no noto nada, no tengo los efectos esos tan chungos de la retirada.

Escribir comentario

Captcha