967370250 | info@farmaciahoy.com

Lactancia materna o biberón

22, octubre | Sin comentarios

Esta es unas de las dudas que extrañamente se plantean muchas madres después del nacimiento de sus hijos. Y digo extrañamente porque a mi entender no debería dudarse que la elección debe ser siempre la lactancia materna.

En la sociedad que vivimos parece que todo lo queremos aquí y ahora, pues bien el biberón es quien mejor respuesta nos ofrece. Pero es raro que la leche materna que está siempre envasada, siempre caliente, siempre disponible, no sea la mejor opción al aquí y al ahora. Sin duda la publicidad y la presión de las grandes marcas de leche adaptada, tienen mucho que decir en convencer a las madres al uso del biberón. Las bondades de la lactancia materna son muchas, podemos leerlas pinchando en este enlace, sin embargo, son muchas las personas que optan por no elegirla.

 

La influencia de la sociedad de consumo es una de las causas, la comodidad del biberón es otra ¿Comodidad? aunque hay que prepararlos muchas veces al día midiendo las cantidades de agua y leche con precisión, hay que calentarlo sin pasarnos para que no se queme, hay que darlo, después del biberón se ha de fregar con la tetina y desinfectar, ah! Y comprar los botes de leche que cuando van creciendo los bebes más cantidad necesitan.

Por el contrario no olvidemos que la leche es el mejor alimento para un bebe, el más completo, que se adapta progresivamente a las necesidades del niño, no solo en cantidad, sino  también en composición y calidad. Es rica en nutrientes esenciales, en anticuerpos, se digiere muy bien y siempre está disponible.

 

Entonces si tiene tantas ventajas qué ocurre. Aparte del consumismo, y de la falsa comodidad tiene que haber más factores en contra. Otro de los más peligrosos es algo que es frecuente oir en los primeros días de vida de un niño. En esos días en los que todo es nuevo para él y para la madre, en los que hay que aprender de las nuevas situaciones que se nos presentan, niños que en fase de adaptación todavía lloran por muchas causas nuevas, causas desconocidas sobre todo por madres novatas. Decía que quien no ha oído a algún familiar decir ante el lloro del niño amamantado solo con pecho: ”…llora porque se queda con hambre, tienes que empezar a darle biberón…” y con este sencillo comentario termina el esfuerzo de muchas madres por alimentar  a sus hijos con lactancia materna. Las dudas aparecen, es el principio del fin, sobre todo si es la suegra la que hace el comentario, porque el padre de la criatura pronto empezará a repetir lo que ha oido de su madre “…se queda con hambre…”.

 

No debemos caer en el error, debemos luchar contra las circunstancias que nos empujan a dejar de dar el pecho al bebe: multinacionales, falsa comodidad o símbolo de modernidad, comentarios de parientes. La recompensa lo merece: niños sanos, sin enfermedades ni obesidad. Creo  que si.

Listado de posts

Escribir comentario

Captcha