967370250 | info@farmaciahoy.com

Alergia

¿QUÉ ES LA ALERGIA?

La alergia se define como un conjunto de reacciones de hipersensibilidad del sistema inmunitario frente a determinadas sustancias (alérgenos) :polen, Ácaros del polvo,esporas, pelo de animales, caspa, alimentos, .... , que normalmente son inocuas en la mayoria de las personas.

El sistema inmunitario de la persona alérgica reconoce como extraño cualquiera de estos elementos y pone en marcha una reacción específica para identificar y destruir  al alérgeno a través de un proceso inflamatorio.

Hay cuatro tipos de reacciones de hipersensibilidad:

  • TIPO I O HIPERSENSIBILIDAD INMEDIATA.
  • TIPO II O HIPERSENSIBILIDAD DE SUPERFICIE CELULAR
  • TIPO III O HIPERSENSIBILIDAD DE COMPLEJO INMUNE.
  • TIPO I4 O HIPERSENSIBILIDAD MEDIDA POR CÉLULAS O RETARDADA.

TRATAMIENTO

La estrategia del tratamiento para la alergia se basa en prevención y control de alérgenos, la farmacoterapia y la inmunoterapia.

Por un lado están las medidas  para evitar los alérgenos responsables de la enfermedad y por otro lado está el tratamiento farmacológico , para aliviar los síntomas producidos por la inflamación de los tejidos afectados y prevenir una reacción grave.

Los fármacos  más empleados en los proceso alérgicos son los antihistamínicos. Evitan el picor nasal, reducen estornudos, la rinorrea y la conjuntivitis.

Los glucocorticoides se utilizan en el tratamiento del asma bronquial. Tienen un efecto antiinflamatorio de las vías respiratorias, reducciendo sus síntomas y la frecuencia y gravedad de las reagudizaciones. Los corticoides inhalados se considera la medicación más efectiva para controlar el asma persistente.

Los descongestivos actúan provocando una vasoconstricción local, redistribuyendo el flujo sanguíneo den la mucosa nasal. Se usa en rinitis leve o modereada. Aunque el inconveniente son los efectos adversos, por lo que no es recomendable su uso durante periodos largos de tiempo.

La adrenalina esel fármaco más eficaz para el tratamiento de la anafilaxia y de las crisis agudas de asma. tiene un rápido inicio de acción y reduce eficazmente el angioderma y el edema de glotis.

Los anticolinérgicos producen broncodilatación sin apenas presentar efectos sobre las secreciones bronquiales. Se utilizan para asma, pero su eficacia es mejor para EPOC, ya que previene los espasmos bronquiales.

El tratamiento mediante la administración de antígenos desensibilizantes consiste en la administración de un extracto del alérfeno responsable de la enfermedad, administrado a dosis progresivamente crecientes e intervalos regulares de tiempo, con la finalidad de inducir la tolerancia necesaria para controlar la respuesta alérgica, es decir, disminuir el nivel de sensibilización y suprimir los síntomas que ésta causa.